¿Cómo elegir el otoscopio perfecto?

Home » ¿Cómo elegir el otoscopio perfecto?

El otoscopio es una herramienta muy utilizada por médicos de familia, otorrinolaringólogos y pediatras. El otoscopio perfecto tiene una longitud similar a la de un bolígrafo y es bastante fino. Se introduce en el oído y tiene una lente transparente mediante la cual se observa la profundidad del oído. En el cabezal tiene una luz interna que permite ampliar el campo de visión a la hora de realizar una prueba.

La otoscopia es un examen del oído que va desde la oreja hasta el tímpano. A través de él se puede observar el interior del oído y la membrana del tímpano. Es una prueba indolora que arroja mucha información para los médicos.

Tipos de otoscopios

  • Otoscopio de fibra óptica: Con este aparato la visión del interior del oído es totalmente limpia. No existen sombras que puedan perturbar la visión. La luz está en el mango y no en el cabezal. Además, a la hora de realizar el examen hay una mayor comodidad.
  • Otoscopio halógeno: Tiene una bombilla en la parte superior , en el cabezal que permite una iluminación directa del conducto auditivo. El único problema es que la bombilla tapa una gran parte del campo de visión del oído y puede causar un poco de confusión al médico.
  • Otoscopio LED: Tiene características similares a los dos anteriores. La única diferencia es que la potencia de la luz es mucho mayor ya que hablamos de LEDs. Es de bajo consumo y no es necesario cagarlo con mucha frecuencia.

¿Cómo elegir el otoscopio perfecto?

A la hora de elegir el otoscopio perfecto lo más importante es que tenga una buena visión del interior del oído, por ello la primera característica a valorar es el tipo de iluminación. Con la invención de la fibra óptica han mejorado mucho, tanto la eficacia como la fiabilidad de los aparatos, y con esto se logran unos resultados más eficientes cuando se realizan las pruebas.

Cuando la iluminación es la adecuada, el trabajo del médico es más sencillo a la hora de examinar al paciente. Las bombillas que son halógenas dan lugar a unos resultados más fiables, su precio es bastante más asequible.

Los otoscopios que cuentan con iluminación LED son más caros y tiene una vida muy larga. Para utilizarlo has de contar con espéculos. Existen de diferentes modelos y se deben cambiar por temas de higiene. Por lo tanto son desechables.

La segunda característica a tener en cuenta después de la iluminación es la lente. Es decir, en concreto, el aumento de la lente. Es necesario para que se pueda ver con claridad todos los detalles de la estructura que se encuentran en el interior del oído, ya que el otoscopio perfecto tiene que darle la mayor información posible al médico.

Y por último, el criterio a valorar es el tipo de alimentación del aparato. Unos funcionan con pilas y otros con baterías recargables. La mayor ventaja de estos aparatos es que son perfectos para los médicos que realizan trabajos en los domicilios o que lo hacen en diferentes clínicas. Aquí puedes encontrar las mejores camillas para tu clínica.

En Salvador Navarro podrás encontrar todo tipo de otoscopios. Te asesoraremos para que tu elección sea la más acertada. Contamos además con todo el instrumental que necesitas para completar tu consulta o clínica, como por ejemplo lámparas para inspeccionar. Si tienes alguna pregunta no dude en contactar con nosotros.

2018-09-19T07:36:09+00:00julio 18th, 2017|