Tanto si quiere renovar su clínica dental como abrir una propia, le vamos a recordar el instrumental básico para clínicas dentales, que no pueden faltar en una buen clínica de odontología. En salvador Navarro podrá encontrar  todo el material odontológico que necesite para su clínica dental.

Instrumental básico para clínicas dentales

Un sillón dental: Que resulte cómodo para los pacientes, que  resulte fácil de mover, para las diferentes intervenciones que se van a llevar a cabo.  Debe tener un pedal en cual permita bajar y subir el sillón sin problemas.  También tiene la opción de utilizar camillas en vez de sillones, actualmente muchas clínicas están utilizando más este producto.

Taburete: El lugar donde se sienta el dentista, para poder llevar a cabo las intervenciones. Debe estar situado a un lado del sillón donde se encuentra el paciente.

Lámparas de gabinete: son esenciales  para una clínica dental, ya que ayuda a que el trabajo sea más cómodo y fácil. Se compone de un cabezal  y la superficie que es similar a un brazo articulado. En el cabezal se encuentra la luz en una superficie cóncava.  Pueden ser tanto de luz como sujetas a la pared.

Espejo para explorar el interior de la boca: Su tamaño permite llegar con profundidad a la boca del paciente, haciéndolo el trabajo más fácil. Proporciona una visión perfecta para poder realizar las intervenciones

Unas pinzas: En odontología se utilizan para muchas tareas. Como son por ejemplo suturar, desplazar objetos pequeños a otros lugares.  Existen muchos tipos de pinzas para actividades en concreto, por ejemplo las pinzas quirúrgicas y de ligaduras entre otras.

Alicates: Es otro objeto que se utiliza con mucha frecuencia. Para cortar alambres, doblar ganchos.  Hay diversos tipos que están hechos que diferentes materiales en función de que se vaya a hacer. Existen de materiales como yeso o escayola y con multitud de tipos de puntas.

Bandeja instrumental: Debe estar situada encimad el paciente sin llegar a tocarlo. Sobre ella debe estar todo el material que vaya a necesitar el dentista.

Aspirador y salivera: la salivera es un pequeño recipiente que se sitúa a un lado del paciente donde puede enjuagarse o escupir cuando se le está realizando la intervención. Normalmente suele estar unido al sillón.

El aspirador: succiona que se acumula en la boca, a través de un tubo. Durante la intervención al  paciente le resulta difícil tragar. Tiene una boquilla que es desechable  y el tubo es de goma.

Rayos X: Es el producto más importante dentro del instrumental básico para clínicas dentales, porque con este aparato se realizan las radiografías. Es una parte esencial para realizar cualquier tratamiento dental. Ya que así se puede detectar cualquier irregularidad que se produzca en la boca, antes de que sea un problema.
Los rayos X se clasifican en dos categorías: intraorales y extraorales. Intraoral es una radiografía que se hace en el interior de la boca. Una radiografía extraoral se realiza en el exterior de la boca.